OZONO VS CLORO


El agua es uno de los recursos naturales esenciales para la vida, por lo que su calidad tiene clara influencia sobre la salud de las plantas, los animales y el hombre. La contaminación microbiana de las aguas da lugar a la aparición de infecciones o brotes epidémicos que dañan la salud de los seres humanos, de ahí la importancia sanitaria de la eliminación y control de las infecciones hídricas severas como la gastroenteritis, desintería, hepatitis, fiebre tifoidea y giardiasis. En general, el Cloro y el Ozono realizan la misma misión, tratamiento del agua por oxidación química. Hasta el momento se han venido utilizando como reactivos el cloro y sus derivados, el bromo, yodo, ozono, permanganato potásico e incluso el agua oxigenada. De todos ellos, tan sólo se ha generalizado en el ámbito de uso mundial el cloro y sus compuestos, no obstante el cloro es capaz de reaccionar con los compuestos orgánicos presentes en las aguas, produciendo sustancias que pueden causar daño a la salud humana por sus efectos mutagénicos y carcinogénicos, además es evidente que el olor y el sabor que permanecen después del tratamiento en el agua son desagradables e incluso pueden resultar nocivos para la salud. El ozono, dado que es el mayor oxidante conocido después del flúor, es evidente que será más rápido en su actuación pero además es inodoro e insípido y no se le conocen derivados que puedan ser perjudiciales para la salud. El ozono actúa de 600 a 3.000 veces más rápido que el cloro. Las razones para que se haya divulgado y generalizado el uso del cloro frente al ozono han sido: precio, era más barata en principio una instalación de cloro que de ozono; y primordialmente, debido a la fuerte inestabilidad del ozono, los métodos de generación eran complicados y muy onerosos. La ozonización elimina el color causado por el hierro, el manganeso o la materia carbonosa, y los sabores y olores debido a la presencia de materia orgánica. El ozono reduce la turbiedad, el contenido en sólidos en suspensión y las demandas químicas y biológicas de oxígeno. Además, puede eliminar detergentes y otras substancias tensoactivas no biodegradables. El grado de eliminación dependerá de la cantidad de ozono usada. El ozono es un poderoso desinfectante. Posee efecto germicida de amplio espectro contra bacterias, hongos, virus y quistes de parásitos, inactiva los virus y otros microorganismos que no son sensibles a la desinfección ordinaria con cloro. Especialmente en estos últimos años, se viene cuestionando la validez del cloro como desinfectante de aguas potables, no por su reconocido poder bactericida, sino a causa de la formación de compuestos indeseables en las aguas cloradas. Por ejemplo, si las aguas a tratar contienen nitrógeno orgánico o amoniaco libre, se forman cloraminas que producen olores en el agua y se está barajando la posibilidad de que sean agentes cancerígenos. Si las aguas contienen pequeñas cantidades de fenoles se forman, por la adición de cloro, los denominados clorofenoles que producen en el agua olores y sabores medicamentosos tan desagradables que la hacen inaceptable para el consumo humano. Pero sin duda, el mayor inconveniente que se le achaca al cloro es la formación, si el agua es portadora de la materia orgánica adecuada, de compuestos clorados tales como los PCB's (bifenilos policlorados) que tienen un probado carácter carcinógeno. Mención especial merecen los trihalometanos (THM) que últimamente están preocupando a las Autoridades Sanitarias de la mayoría de los países, son compuestos orgánicos potencialmente cancerígenos y que aparecen en el agua potable tras ser sometida a cloración El ozono, al actuar sobre los productos que originan los THM realiza la función desinfectante sin este inconveniente y no existirán THM como producto de la desinfección. El ozono no sólo no forma productos que puedan considerarse como cancerígenos y no produce sabores u olores al agua, sino que elimina también los posibles carcinógenos y los sabores y olores del agua. Podemos concluir diciendo que la ozonizacion es el mejor y más seguro método de desinfección cualquiera que sea el tipo de tratamiento, por ello podemos pensar en ozonizar todas aquellas aguas de las cuales queremos tener la seguridad de su pureza y calidad, ya sea en plantas pequeñas o de gran porte.
 
Productos relacionados
 



Piscinas Calpisi
  Directorio de Construcción de piscinas
video calpisi